Aprendizaje personalizado

Los alumnos tienen diferentes necesidades de aprendizaje. No se desarrollan al mismo ritmo y aprenden de formas muy distintas. Para atender a sus necesidades de forma equitativa, es indispensable contar también con docentes cualificados, una nueva cultura educativa y, sobre todo, tiempo. Al ser un colegio de jornada completa, podemos configurar el día de forma personalizada. Asimismo, nuestro horizonte temporal estructurado nos permite reforzar las fortalezas del alumnado y trabajar en sus debilidades de forma dirigida.

Cuando las debilidades se convierten en fortalezas y los talentos en éxitos

Las dificultades de aprendizaje en una materia no es algo de lo que los alumnos tengan que avergonzarse, ya que no son reflejo de su capacidad intelectual. Aprender un idioma extranjero no es fácil para todo el mundo. Asimismo, entender "la jungla de las matemáticas" trae algún que otro dolor de cabeza a más de un alumno. También hay alumnos y alumnas que no terminan de comprender ciertos temas de las materiales especializadas. Para que no se pierdan en clase, todos ellos pueden hacer uso del servicio de apoyo específico de ecolea, disponible en varias asignaturas.

Después del horario lectivo, entre las 15:00 h y las 16:30 h, el alumnado puede consolidar los conocimientos adquiridos y superar sus deficiencias participando en pequeños grupos supervisados por docentes especializados, los cuales tratan determinadas asignaturas de forma más detallada y más cercana. Los alumnos con dificultades de lectoescritura también reciben apoyo durante las clases normales. Aprenden lectoescritura en grupos reducidos y de forma dirigida, lo cual les permite reforzar la ortografía y la gramática y aprender técnicas de trabajo que les ayuden a aprovechar al máximo su potencial de rendimiento en todas las asignaturas. Para ello se elabora un plan de apoyo para cada alumno y se establece un objetivo de aprendizaje individual que se va adaptando periódicamente a su nivel de rendimiento. Mediante el reconocimiento y la reflexión de su progreso personal, los niños y jóvenes aprenden a confiar en sus fortalezas y a hacerse responsables de su proceso de aprendizaje. Y es que el éxito es lo mejor para motivar a los niños y jóvenes.

"Los conceptos educativos modernos se centran en los alumnos y no en las asignaturas. El horizonte temporal de nuestro colegio nos permite organizar el proceso de aprendizaje de forma individualizada en función de la capacidad de rendimiento, la rapidez y el estilo de aprendizaje de nuestro alumnado. Ello permite integrar fácilmente nuevos métodos como el aprendizaje cooperativo y social, así como tiempos de estudio personalizados".

Dr. Sven T. Olsen, fundador del colegio

Sin embargo, el apoyo personalizado no se limita solamente al alumnado con un bajo rendimiento. Los niños y jóvenes que cuentan con dones y talentos especiales también necesitan recibir diferentes estímulos y opciones de aprendizaje para que puedan sacar el máximo rendimiento a sus habilidades especiales.