Enfoque regional

Los niños y jóvenes no solo aprenden en el colegio, sino también a través de todo su entorno social: clubs deportivos, centros culturales, bibliotecas, el zoo, escuelas de escalada, prácticas en empresas... Como colegio de jornada completa, nos consideramos un centro que forma parte del panorama educativo local. El establecimiento constante de redes nos ha permitido iniciar colaboraciones duraderas con entidades educativas locales y regionales, así como integrar la oferta educativa de varios actores en nuestro proyecto de escuela.

Colaboradores regionales externos

  • Lycée Français de Palma - Colegio francés
  • Die Akademie Palma - Escuela de idiomas
  • educir Palma - Educación y desarrollo de personal
  • Restaurant Can Arabí Benissalem - Restaurante y catering
  • Policia Local Marratxí - Policía local
  • global TENNIS TEAM - Tennis Academy Mallorca
  • Padel GO IN Marratxí - Pádel
  • Pedagosport Mallorca - Campus y escuela de fútbol
  • Polideportivo Santa Mónica - Centro deportivo en Marratxí
  • Es Castellot - Residencia de ancianos en Santa Ponça

"La escuela del siglo XXI es una escuela abierta. La colaboración e interactuación con instituciones y empresas sociales, culturales y económicas sitúan la vida escolar cotidiana en un contexto social y garantizan un entorno práctico y acorde con la realidad".

Dr. Sven T. Olsen, fundador del colegio

Para acercar los temas de las clases a los alumnos y establecer una conexión con su vida cotidiana, integramos espacios vecinos en la vida escolar. ecolea | Internationale Schule Mallorca se encuentra en el municipio de Marratxí, por lo que el colegio está muy bien conectado tanto con Palma capital como con el interior de la isla. Además de contar con vistas fantásticas de la sierra de Tramuntana, los campos de almendros y los huertos circundantes invitan a disfrutar de la naturaleza. De ahí que no sea ninguna sorpresa que a veces las clases se realicen desde el patio o el jardín de ecolea y no desde las aulas. Gracias a su riqueza natural e histórica de Marratxí, nuestro alumnado puede disfrutar de un espacio de aprendizaje y descubrimiento verdaderamente único. Al fin y al cabo, para motivar a los niños y niñas a aprender y a obtener buenos resultados, no solo es importante el QUÉ, sino también el CÓMO y el DÓNDE.

Las semanas compactas reflejan especialmente bien el modo en que integramos los espacios al aire libre en el proceso de aprendizaje global de ecolea. Una vez al año, los alumnos y alumnas de todo un curso salen del entorno educativo habitual y trabajan juntos un tema práctico interdisciplinario a lo largo de toda una semana. Aprenden y trabajan en grupos repartidos en estaciones y espacios diferentes, ya sea dentro o fuera del centro. Salir juntos del colegio y regresar con nuevas preguntas e impresiones hace que aprender sea divertido y excitante.

Alianzas de responsabilidad compartida

Cuando hay una buena colaboración, las partes interesadas aprenden y se benefician la una de la otra. A la misma vez que nuestros alumnos y alumnas tienen la oportunidad de hacerse una idea de cómo es el mundo laboral (por ejemplo en el marco de prácticas), las empresas se benefician de poder establecer contacto con futuro personal cualificado. Cuando las niñas y los niños organizan campañas de donación o aprenden a involucrarse socialmente mediante conciertos o actuaciones en residencias de ancianos u otros centros, las asociaciones y las empresas se aprovechan de los servicios prestados o del dinero recolectado con las donaciones. Ello permite establecer buenas alianzas de responsabilidad compartida a través de colaboraciones educativas y de aprendizaje.